Energía: restricciones y generación por seguridad - Asuntos Legales

    con razón, merecen ser revisadas, la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) presentó&name=Energía: restricciones y generación por seguridad"/>
LA REPÚBLICA MÁS

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés Cerrar

miércoles, 16 de octubre de 2019

En un esfuerzo por actualizar reglas que llevan 24 años en el sector eléctrico y que, con razón, merecen ser revisadas, la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) presentó una propuesta en donde los transmisores, distribuidores y comercializadores de energía eléctrica, incluso propietarios de proyectos de expansión, asumen obligaciones de pago por no entrar en operación de manera oportuna, no realizar labores de mantenimiento programado dentro de los tiempos informados y por no atender la demanda de los usuarios que proyectaron atender.

Todos los usuarios pagamos en nuestra factura unos sobrecostos causados por acciones necesarias y vitales para la entrega de la energía eléctrica en el área en que geográficamente nos ubicamos. Estas acciones tienen unos costos, pues bien, uno de los efectos colaterales de los cambios que se proponen es que esas acciones sean realizadas de manera eficiente para que, consecuencialmente, sus costos no sean tan altos y sean asumidos por quien los gestionó ineficientemente.

Lo primero que deberíamos mencionar es que están identificadas las causas de los sobrecostos, destacándose los mantenimientos en la infraestructura durante las horas del día en que se presenta mayor requerimiento de energía. Es decir, en las horas pico se programan mantenimientos ocasionando un mayor estrés en el sistema.

Otra causa es que los proyectos para la construcción de nueva infraestructura, o no entran en operación en la fecha acordada o incurren en retrasos que activan el estrés del sistema. La solución a ese estrés es incurrir en acciones, las cuales desde luego reflejan un sobrecosto en el precio final de la energía. Habiendo dicho esto, los cambios son los siguientes: que los comercializadores de energía eléctrica asuman el costo de acertar, o no, en el pronóstico de la energía que ellos entregaran. Si hay desvíos por encima de 4%, pagan.

Otro cambio propuesto está relacionado con las causas que afectan la disponibilidad de las redes de energía. De manera expresa se señalan unas causas, si se incurre en ellas por parte del responsable de la red, es él quien asume los costos derivados de esas causas. En este caso, los agentes que asumirían esos costos son operadores de red local, transmisores de red regional o nacional. Las causas por las que responden pueden ser restricciones eléctricas, soporte de tensión, seguridad, calidad e indisponibilidades de equipos.

Otra propuesta tiene que ver con la duración y horas del día en que se lleven a cabo mantenimientos a las redes, si estos se ejecutan entre las 10:00 pm y las 6:00 am deben cumplir el tiempo declarado para el mantenimiento, si sobrepasan ese tiempo durante esa franja, pagan. Si el mantenimiento es por fuera de la franja mencionada, también se generan unos costos, pero con unos valores diferentes. Se busca no trasladar estos costos a los usuarios.
Finalmente, otro gran cambio que se propone es que, si un proyecto de infraestructura no entra en tiempo, el responsable del proyecto deberá asumir los costos que de haberse tenido en operación se hubiera evitado. Aquí el costo lo asume el dueño del proyecto, no los usuarios.