Paneles solares ya llevan energía a facultad de Minas de la U. Nacional - El Colombiano

Los módulos solares implementados transforman la energía para usarse inmediatamente. En otras palabras, no tienen la capacidad de almacenarla porque no poseen baterías, un hecho que parecería negativo porque obliga al

edificio a usar la energía tradicional en las noches pero que es todo lo contrario.

“Este sistema es más rentable para la Universidad y más sostenible para el medio ambiente. Usar baterías implicaría que los paneles dejaran de recolectar radiaciones cuando ellas estén llenas y se desperdiciaría energía solar”, explicó Eduardo Ospina, gerente de Solenium.

Además, y en esto concuerdan Ospina y Suarique, no usar baterías permite que el proyecto sea más amigable con el medio ambiente porque se evita las huellas de carbono que tienen estos materiales.

Sumado a eso, merman los costos por mantenimiento pues el sistema tiene una vida útil de más de 25 años mientras que los de batería requieren de un cambio cada cinco.

Con los módulos se espera que el bloque sea autosostenible en términos de energía y que sirva como impulso para que la Universidad Nacional los implemente en el resto de sus facultades y sedes.

Hasta ahora, se tiene previsto que en el sistema se generarán 44.738 kilovoltios hora, con una reducción de 8,9 toneladas de dióxido de carbono al año.

“Poner paneles solares es una muy buena alternativa para las instituciones educativas. Se vuelve rentable a largo plazo, ahorra costos de mantenimiento y es una gran alternativa de sistema para ayudar al medio ambiente”, concluye Santiago Ortega, experto en energías renovables y director de Innovación de Emergente Energía Sostenible.

De hecho, el sistema funciona en edificios de la UPB, la UdeA, Eafit y empresas como Plaza Mayor y el centro comercial El Tesoro, entre otras apuestas por aportar a la sostenibilidad y a las energías limpias .