Progreso en nuestro compromiso con la energía sustentable de respaldo en centros de datos para 2030 - Microsoft News Center Latinoamérica

Por: Noelle Walsh, vicepresidenta corporativa de operaciones e innovación en la nube.

En julio de 2020, anunciamos nuestra meta de eliminar para 2030 nuestra dependencia del diésel para energía de respaldo

en nuestros centros de datos. esto se suma a nuestro compromiso de tener el 100 por ciento de suministro de energía renovable para las operaciones de nuestros centros de datos para 2025. La energía confiable de respaldo es esencial para nuestro compromiso con el cliente: entregar servicios de nube con una alta disponibilidad, confiabilidad y escalabilidad. Muchas industrias, gobiernos e instituciones críticas dependen de la nube de Microsoft para respaldar operaciones esenciales, incluso cuando eventos como el clima extremo interrumpen el suministro primario de energía.

Los generadores en los centros de datos, por lo general impulsados por diésel basado en petróleo, juegan un papel clave en la entrega de energía confiable de respaldo. Cada uno de estos generadores son utilizados no más de unas pocas horas al año o menos en nuestros sitios de centros de datos, por lo general para rutinas de mantenimiento o para energía de respaldo durante un corte en la red. El combustible diésel representa menos del 1 por ciento de las emisiones totales de Microsoft, pero encontrar soluciones para reducir la dependencia en los combustibles diésel tradicionales representa una contribución sustancial a las vías tecnológicas necesarias para una descarbonización profunda. La oportunidad más inmediata para reducir el uso de combustibles diésel tradicionales es validar e implementar fuentes alternativas de combustible con menos carbono para nuestros generadores.

Hoy anunciamos que la región de centro de datos de Microsoft en Suecia, que estará disponible para los clientes a finales de este año, será la primera en utilizar combustible renovable con bajo contenido de carbono para energía de respaldo. Los generadores del centro de datos operan con Preem Evolution Diesel Plus, el primer combustible nórdico con etiqueta ecológica del mundo, que contiene por lo menos 50 por ciento de materia prima renovable y una reducción casi equivalente en emisiones netas de dióxido de carbono en comparación con las mezclas estándar de diésel fósil. Microsoft ha colaborado con Preem y Caterpillar, proveedor líder mundial de grupos electrógenos de respaldo, para garantizar que el producto Evolution Diesel Plus ofrezca el mismo desempeño técnico que los combustibles tradicionales, con menos emisiones netas. El uso de Evolution Diesel Plus en los centros de datos de Microsoft en Suecia es un paso en el camino hacia las innovaciones comerciales y tecnológicas necesarias para obtener combustibles sintéticos 100% renovables, más limpios y aplicables para la descarbonización de industrias en las que las emisiones son difíciles de reducir.

Los generadores proporcionan la fuente de energía de respaldo más confiable a nivel mundial, pero no son la única fuente de energía de respaldo. Innovamos y probamos otras fuentes de energía de respaldo en nuestras regiones de centros de datos que, en el futuro, podrán brindar reemplazos viables para los generadores. Las baterías ya satisfacen las necesidades de energía de respaldo a corto plazo al llenar la brecha de cerca de 30 segundos entre una posible interrupción en la red y el tiempo que lleva encender los generadores diésel. En el futuro, las baterías de mayor duración podrían reemplazar el papel que desempeñan los generadores diésel en la actualidad. Con TOTAL, de manera reciente anunciamos una colaboración como socios estratégicos para evaluar la viabilidad a largo plazo de implementar baterías de gran tamaño como energía de respaldo para infraestructura crítica y continuar la investigación y desarrollo en esta área.

Por último, miramos hacia el futuro para ver cómo podemos obtener energía verde viable para la energía de respaldo a través de celdas de combustible de hidrógeno. El año pasado, anunciamos una primicia mundial: celdas de combustible de hidrógeno que alimentan una fila de servidores de centros de datos durante 48 horas consecutivas. Esa exitosa prueba piloto brinda una prueba de concepto para apoyar las necesidades de energía de respaldo que podrían implementarse una vez que las baterías alcancen su capacidad.

En el camino hacia 2030, continuamos con la innovación y colaboración para crear e implementar soluciones viables para eliminar la dependencia de combustibles diésel tradicionales. Esperamos poder compartir más progreso a lo largo del camino durante esta jornada.

Tags: ,