En menos de un mes, el Juzgado Ambiental ya tiene 10 causas - La Voz del Interior

Tenemos algo para ofrecerte

Con nuestra suscripción digital disfrutás de más de 300 artículos exclusivos por mes y navegás sin límites nuestros sitios. Tenemos newsletters premium, una comunidad

exclusiva para vos, descuentos con Club La Voz y más.

Carolina Quintero es desde hace casi un mes la primera jueza de faltas ambiental de la ciudad de Córdoba. El flamante juzgado creado por la Municipalidad para atender todas las infracciones que atentan contra el medioambiente ya está funcionado desde principios de septiembre en el Jardín Botánico.

A poco más de tres semanas de su estreno, ya tiene una decena de actas para resolver, aunque por ahora son infracciones de rutina, según dejó entrever Quintero. Algunas son emplazamientos para que se presente la documentación necesaria de un local o de un comercio para funcionar; y otras, constataciones con las que los inspectores señalan un hecho que presuntamente es una infracción.

“La especificación de un Juzgado de Faltas hará más ágil el sistema de justicia en esta materia. Esto nos sirve para mejorar la prevención. Al haber más control por parte del poder de policía municipal, se van a condensar las causas que pueden ser tratadas en forma más prioritaria y, por lo tanto, se va a mejorar la prevención sobre un hecho que pueda impactar sobre el ambiente”, comenta Quintero, quien actualmente se encuentra cursando una diplomatura en Derecho Ambiental en la Universidad Siglo 21.

Publicidad

Pedro Castillo

De los casi 300 artículos que tiene el Código de Convivencia Municipal, 22 le corresponden exclusivamente a esta nueva estructura. Los principales temas sobre los que tiene jurisdicción son las infracciones respecto a la disposición de residuos, la verificación de los estudios de impacto ambiental y el cumplimiento de los planes de gestión ambiental por parte de las empresas privadas.

El actual juzgado solamente recibirá las causas nuevas. Las que ya fueron iniciadas permanecerán en su juzgado de origen.

Las sanciones ambientales son las más onerosas dentro de la escala de infracciones municipales. Pueden llegar hasta las cinco mil unidades económicas municipales (UEM). Cada una de ellas equivale a ocho litros de nafta súper, que hasta agosto pasado estaba en 62.17 pesos.

Publicidad

Alcance

El Juzgado de faltas toma las infracciones que deben constatar tres dependencias administrativas: Higiene Urbana, Impacto Ambiental y Calidad Alimentaria, que se encarga de la gestión de residuos patógenos.

Este último es uno de los problemas más comunes y graves, admite Quintero, sobre todo en pequeños consultorios como veterinarias y odontologías, aunque también se da en grandes centros de salud.

Publicidad

Pedro Castillo/ Archivo

“La idea de la creación también implica que haya más inspectores en la calle para constatar infracciones”, dijo Quintero, quien también señaló que está prevista la puesta en funcionamiento de otro juzgado con la misma competencia. Aunque aún no hay ningún plazo estipulado.

Política

El Juzgado Ambiental se enmarca dentro de una política ambiental que comenzó a trabajar el municipio, que retomó parte de la herencia del exintendente Rubén Américo Martín. En este marco recuperó la Universidad Libre del Ambiente (ULA) y está trabajando en la puesta en valor del Jardín Botánico.

Al momento de su creación, el titular de la Justicia Administrativa de Faltas, Juan Manuel Aráoz, había señalado que el juzgado permitiría agilizar las cuestiones técnicas y los peritajes, que generalmente requieren un conocimiento específico.

Carrera

Quintero es funcionaria de la Justicia Administrativa de Faltas desde hace 12 años. Ingresó por concurso durante la gestión del exintendente Luis Juez como secretaria. Luego de dos años se hizo cargo del juzgado de CPC Colón, muy cerca de su actual oficina en el Botánico.

Quintero es egresada de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), está casada y es madre de dos hijos.

Antes de ingresar a la administración pública, se había desempeñado como abogada de familia. Cuenta con orgullo haber defendido con éxito la tenencia de los hijos para un padre homosexual a principios de la década del 2000, cuando este tipo de casos eran extraordinarios.

NEWSLETTER 9AM
De lunes a viernes, la selección de nuestros editores de la información más relevante para cada jornada.
Publicidad