La minera ICL pide 6,8 hm3 de agua a la ACA para invertir 45 millones - El Periódico

Entrada al pozo de la explotación de una mina de ICL en Súria (Bages).

Entrada al pozo de la explotación de una mina de ICL en Súria (Bages). / ARCHIVO /

JOSEP GARCIA

ICL Iberia, filial española de la multinacional minera israelí ICL, ha solicitado a la Agència Catalana del Aigua (ACA) disponer de un volumen anual de agua depurada de 6,86 hm3 para su actividad en Súria para poder invertir en la zona de entrada 45 millones de euros y crear más de 80 empleos.

Fuentes de ICL han asegurado que necesitan este volumen de agua para su actividad pero también para la restauración futura de la zona, y que estos 45 millones de inversión inicial se destinarán principalmente a construir una canalización para llevar el agua residual desde Castellgalí, una población cercana a Manresa, hasta la mina que explotan en Súria.

ICL deja claro en un comunicado que esta cantidad solicitada es una cantidad "de máximos y a futuro", que permita poder atender necesidades puntuales, y garantiza que "abonará y aportará al sistema la misma cantidad de agua que extraiga, y que pagará por su consumo al precio marcado por la ACA". Estrechamente ligada a esta canalización de agua está el proyecto de salmueras previsto en Súria, para poder evacuar hasta el mar las aguas salobres resultantes de la actividad minera.

La compañía garantiza asimismo que cumplirá "los requisitos necesarios para la utilización del agua que marque la ACA para la protección del medio ambiente", y justifica la petición de agua para "potenciar la economía circular en todos los ámbitos de su actividad en el marco de la minería sostenible". "El volumen de agua solicitado garantiza, junto con la llegada del colector de salmueras a Súria, no solo la culminación de la transformación de la actividad de la compañía en una minería de futuro, sino también la viabilidad y futuro de la empresa", sostiene ICL.

ICL asume también que, en episodios de sequía, la disponibilidad de la concesión se puede llegar a suspender, que la concesión estará condicionada al nivel de los embalses, y asegura que repondrá el agua usada en la zona de El Prat de Llobregat.