Los inversionistas piden un enfoque ético de la tecnología de reconocimiento facial - Diario Financiero

Un grupo de 50 inversionistas que gestionan más de 4,5 billones de dólares en activos pide a las empresas que participan en el desarrollo y uso de la tecnología de reconocimiento

facial, como Amazon y Facebook, que lo hagan de forma ética.

El grupo de inversores, liderado por la gestora de activos Candriam, una división europea de la empresa estadounidense de servicios financieros New York Life, dijo en un comunicado que la tecnología podría infringir los derechos de privacidad de las personas, dada la falta de consentimiento de quienes son identificados, y que a menudo no hay supervisión oficial.

La iniciativa muestra cómo los gestores de fondos están asumiendo cada vez más cuestiones políticas que antes se consideraban temas marginales para los accionistas, ya que los inversores minoristas invierten miles de millones de dólares en fondos centrados en criterios éticos y de sostenibilidad. leer más

Los defensores de los derechos humanos afirman que la tecnología de reconocimiento facial, que puede utilizarse para desbloquear teléfonos inteligentes o verificar cuentas bancarias, también puede ser utilizada por los gobiernos para rastrear a los ciudadanos y reprimir la disidencia política.

El grupo de inversores dijo que iniciaría un proceso de dos años de compromiso con las empresas que desarrollan o utilizan esta tecnología. Dijo que considera que 34 empresas son líderes en reconocimiento facial, entre ellas Amazon, Facebook y las empresas tecnológicas asiáticas Alibaba y Huawei.

Un portavoz de Amazon declinó hacer comentarios.

Un portavoz de Huawei dijo: "La tecnología sólo debería utilizarse para mejorar el bienestar humano, social y medioambiental. Alentamos una conversación global para desarrollar normas de ética y gobernanza en torno a las tecnologías emergentes y seguimos desempeñando nuestro papel en este esfuerzo consciente, continuo y de colaboración."

Las otras empresas no comentaron inmediatamente cuando Reuters se puso en contacto con ellas.

El mes pasado, Amazon dijo a Reuters que ampliaba la moratoria que había impuesto al uso policial de su tecnología de reconocimiento facial. Los grupos de libertades civiles han advertido que las coincidencias inexactas podrían dar lugar a detenciones injustas. 

"Para que los inversores podamos cumplir con nuestra propia responsabilidad de respetar los derechos humanos, pedimos a las empresas que evalúen, divulguen, mitiguen y remedien de forma proactiva los riesgos para los derechos humanos relacionados con sus productos y servicios de reconocimiento facial", dijo Rosa van den Beemt, analista de inversión responsable de BMO Global Asset Management, uno de los inversores que ha firmado la iniciativa.

El mercado de la tecnología de reconocimiento facial crecerá hasta alcanzar unos 10.000 millones de dólares en 2020, según indicó Candriam en un informe publicado en marzo, citando una encuesta realizada en 2018 por Allied Market Research.

Entre los que se adhirieron a la iniciativa de los inversores están la británica Aviva Investors (AV.L), Royal London Asset Management, la canadiense BMO Global Asset Management, la holandesa NN Investment Partners y la noruega KLP.

"El creciente despliegue y uso de las tecnologías de reconocimiento facial tiene implicaciones en materia de derechos humanos que las empresas no están teniendo plenamente en cuenta", dijo Louise Piffaut, analista principal de ESG en Aviva Investors.

Candriam dijo que actualmente no existe un marco global que regule la recogida y uso de datos biométricos, pero la Unión Europea ha propuesto su primer marco legal y China ha publicado un proyecto de norma.

El organismo de control de la privacidad de la Unión Europea dijo en abril que la tecnología debería prohibirse en Europa por su "intrusión profunda y no democrática" en la vida privada de las personas.